miércoles, 4 de julio de 2012

EAPA corta servicio de agua a morosos tonchigüenses.


Un equipo técnico de la Empresa de Agua Potable y Alcantarillado (EAPA) San Mateo, desde inicios de esta semana ha procedido a cortar el servicios a los usuarios de la cabecera parroquial de Tonchigüe que se encuentran atrasados por varios meses en el pago de las planillas de agua potable.

            La acción de corte se realiza paralelo a la atención de recaudación que está otorgando la empresa en la misma localidad y en la que se está invitando a los usuarios a que regularicen sus deudas y, como en efecto, según se ha anunciado un números aceptable de abonados se ha acercado para pagar en su totalidad la deuda o firmar convenios de pago, según la capacidad económica de los usuarios.

            Aunque no hemos podido recabar un pronunciamiento oficial por parte de los directivos de la EAPA, sobre los cortes del servicio, se desprende que está acción se realiza para, de esa manera obligar a que los usuarios se acerquen durante esta semana a la ventanilla móvil a cancelar o regularizar su deuda, porque de acuerdo a lo manifestado por el personal que realiza los cortes, una vez que se pague o se firme el convenio, inmediatamente se le reinstalará el servicio al usuario.

            No obstante algunos abonados se mostraban inconformes con la medida, pues manifestaban que es injusto que se les corte el servicio cuando, en anteriores ocasiones, no recibían agua por varios meses y, sin embargo, las planillas llegaban puntualmente, aduciendo que, por esa razón, muchos se vieron desobligados a cancelar puntualmente esas planillas.

            Entre la comunidad se respira un aire de desconfianza frente al servicio que pueda seguir otorgando la EAPA, pues se considera que hoy es más o menos regular la distribución de agua, por las acciones  que están tomando  y se teme que, en los próximos días, una vez que la capacidad hotelera de Atacames empiece a coparse, muy difícilmente el servicio se mantenga como está ahora.

            Esta desconfianza se da porque, en años anteriores, el servicio de agua potable para las comunidades de Same y Tonchigüe ha sido totalmente nulo e, inclusive, han existido sospechas de que el servicio se dirige, única y exclusivamente, a  los complejos hoteleros de la zona, dejando sin agua a los barrios de Same y Tonchigüe.

            En todo caso se espera que este año la situación sea diferente y ojalá durante la temporada vacacional de la sierra, los usuarios de Same y Tonchigüe, que hoy están siendo sancionados con el corte del servicio, puedan continuar recibiendo el agua potable, aunque con la regularidad actual, pues se distribuye por sectores, día por medio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada